En total, se les imputan una decena de actos cometidos en domicilios de Barakaldo, Leioa, Getxo y Bilbao

Fuente: El correo.com

Agentes de la Ertzaintza han detenido en Bilbao a dos integrantes de una banda criminal itinerante dedicada al robo con fuerza en viviendas. Las detenciones se practicaron cuando las personas intentaban abandonar su domicilio en la zona de Bilbao La Vieja. A raíz de las denuncias formuladas, la Ertzaintza detectó que el ‘modus operandi’ coincidía con el empleado por bandas criminales del este.

En un primer momento, los miembros de la banda realizan prospecciones de posibles domicilios en los que poder perpetrar los robos, donde colocan pequeñas pestañas de plástico transparentes para, posteriormente, volver y llevar a cabo los robos en las viviendas donde no han detectado movimientos.

El grupo itinerante estaba bajo una vigilancia de los agentes policiales encargados de la investigación. El pasado domingo, los sospechosos se disponían a abandonar el inmueble donde residían portando maletas y, ante la posibilidad de que trataran de huir, los agentes procedieron a interceptarles.

En el registro efectuado a uno de los individuos, los ertzainas localizaron ocultos en una de sus zapatillas dos documentos de identidad lituanos falsificados. Asimismo, entre las pertenencias que portaban encontraron objetos relacionados directamente con robos cometidos en Getxo y Bilbao. Ambas personas fueron detenidas por un delito continuado contra el patrimonio y falsificación documental.

En total, se les imputa policialmente una decena de robos cometidos en domicilios de Barakaldo, Leioa, Getxo y Bilbao. Los dos detenidos de 23 y 28 años, de origen georgiano, fueron puestos ayer a disposición del Juzgado de Guardia de Bilbao que decretó su libertad provisional.

Se da la circunstancia de que estas personas fueron detenidas el pasado mes de julio por la comisión de medio centenar de robos en pisos de Zarautz y Zumaia y el Juez decretó la prohibición de salir del país. A pesar de existir dicha prohibición, los agentes ocuparon a ambas personas billetes de avión para el día de ayer con destino a Georgia. Estas personas cuentan con numerosos antecedentes policiales por hechos similares e incluso con una pena de prisión conmutada judicialmente por una expulsión del territorio español desde el año 2014 hasta 2020.